martes, 21 de julio de 2015

Desviar la mirada

Desviar la mirada puede ser debido a emociones como la vergüenza (Keltner, D., & Anderson, C. (2000). Saving Face for Darwin The Functions and Uses of Embarrassment. Current Directions in Psychological Science9(6), 187-192), sin embargo, en  Glenberg, A. M., Schroeder, J. L., & Robertson, D. A. (1998). Averting the gaze disengages the environment and facilitates remembering. Memory & cognition26(4), 651-658,se investiga el papel de desviar la mirada en relación a la función de recuerdo. Demuestran que en ante situaciones de media y gran dificultad, nuestras funciones cognitivas requieren un esfuerzo por "desengancharse" del contexto para poder llevar a cabo las operaciones de recuerdo pertinentes. Es decir, hay que aislarse del medio estimular circundante para poderse centrar en el problema propuesto. Para ello, desviar la mirada o cerrar los ojos se tercian como estrategias económicas para facilitar dicho aislamiento.  
¿Qué implicaciones tiene? Desde mi punto de vista, en algunos vídeos analizados, ante preguntas que no requieren un esfuerzo cognitivo medio, cuya respuesta esta disponible de manera inmediata, desviar la mirada, como comportamiento de aislamiento para pensar y recordar, es un indicador a tener en cuenta en la detección de engaño. Para ello os remito al ejemplo siguiente, donde a una persona le preguntan acerca de un suceso altamente traumático y responde que no lo recuerda. Sería posible como mecanismo de defensa de nuestro cerebro. Ahora bien, si no se recuerda, no hace falta buscar tanta información, de hecho ni se desea buscarla. Vemos como el personaje se toma su tiempo, desviando la mirada y, bajo mi punto de vista, exagerando un comportamiento visual de búsqueda de información exagerado. Mi conclusión es que no quiere hablar de ello y finge haber buscado en su memoria sin éxito.





Francisco Campos